Presillas-Madrid-Piscinas-naturales

No es imposible. Coge el bañador y pasa un increíble verano en las playas de Madrid

Aunque pueda darnos calor sólo de pensarlo, agosto puede ser un gran mes, EL MES, para visitar un lugar como Madrid. Conociendo los 40 grados de temperatura a la sombra, algunos pensarán que es un disparate, pero no es así.

Ya es de sobra conocido por todos que es un buen momento para vivir la capital con menos bullicio de gente y visitar museos como el Prado, el Thyssen-Bornemisza o el Reina Sofía entre otros; ir al teatro; recorrer sus tiendas en Gran Vía o Fuencarral, o incluso tomarse un vinito en cualquier terraza de La Latina.

Pero hay mucho más que hacer. Si aún tienes en la cabeza eso de ponerte el bañador y no quieres hacerlo en la piscina, no tienes por qué renunciar. Madrid está rodeado de parajes y entornos naturales más que recomendables. Aquí os dejamos algunos de ellos:

Las Presillas. Piscinas naturales de Rascafría, ubicadas en el Valle de El Paular, en la Sierra Norte. Son tres piscinas que nacen del cauce del río Lozoya con vistas al Pico Peñalara. La zona está equipada por si quieres hacer un picnic o ir en plan familiar. Está abierta todos los días de 9.00 a 22.00 h.

presillas-madrid-piscina-natural

Pantano de San Juan en San Martín de Valdeiglesias. Otro entorno natural para darse un baño, incluso, practicar piragüismo, surf o esquí acuático.  Y si quieres echar el día visitando la zona, no puedes olvidar pasarte por el municipio de San Martín de Valdeiglesias y su bonito casco urbano; también merece mucho la pena visitar Pelayos de la Presa, tanto el centro histórico como el espectacular Monasterio de Pelayos del siglo XII.

Si eres muy fan de la magia y la fantasía, quizás tu primera parada debería El Bosque Encantado, un jardín botánico con más de trescientas esculturas de especies vegetales de todo el mundo.

Aldea del Fresno. La playa de Madrid con nombre propio. Los que no pisan la playa en verano, es lo más cerca que van a estar… La playa fluvial del Alberche está situada a unos 50 kilómetros de la capital con zona de picnic, merenderos, espacio para colocar la sombrilla y aparcamiento (aunque de pago).

La Pedriza. Desgraciadamente, la falta de civismo y cuidado del medio ambiente ha obligado al gobierno de la Comunidad de Madrid a prohibir el baño en este enclave lleno de senderos y pozas naturales que se enmarca dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Pero aún puedes ir a descubrir la zona o hacer senderismo, merece la pena.

LaPedriza

Una vez hecha tu correspondiente ruta rural de verano, ¡ahora sí! Aprovecha todas las actividades y opciones de ocio, muchas de ellas gratuitas, que te ofrece Madrid y sus municipios. La primera de ellas puede ser la Verbena de la Paloma, en el mes de agosto, en el barrio de La Latina. ¡A coger el mantón de manila!