macarella y macarelleta que ver en dos dias en menorca Clickviaja

¿Tienes planeado un finde paradisiaco en esta increíble isla del Mediterráneo? Te proponemos una ruta de dos días por calas y atardeceres para descubrir Menorca este verano.

Primer día en Menorca

Encuentra tu hotel ideal en Ciutadella a través del buscador de viajes y alojamientos de Clickviaja y comienza tu recorrido por una de las islas más hermosas de Europa. Empieza el día paseando por las preciosas calles de esta urbe de estilo gótico y neoclásico. Fachadas de colorido suave y luminoso, palacios y casas señoriales y curiosos ventanales que aportan una identidad única a la ciudad.

No olvides visitar la plaza del Born con su impresionante obelisco en el centro, la Catedral-Basílica de Santa María o desayunar en uno de los bares del puerto, uno de los puntos imprescindibles de este viaje.

puerto de ciutadella que ver en dos dias en menorca clickviaja

Después, coge sombrilla, nevera y toalla y prepárate a pasar un día de playa en las diferentes calas que convierten Menorca en un paraíso. Te proponemos esta ruta y te contamos qué ver dos días en Menorca:

A tan sólo media hora en coche de Ciutadella se encuentra Cala Galdana. Aparca el coche en uno de sus parkings gratuitos y camina hasta encontrar el inicio del recorrido hacia Cala Macarella (muy cerca hay una oficina de turismo por si necesitas indicaciones mapa o alguna indicación). El calzado cómodo y llevar una botella de agua fresca es fundamental en esta ruta porque te espera una buena caminata a través de la montaña (media hora aproximadamente).

Antes de llegar a Macarelleta hay varios miradores para contemplar el azul turquesa de sus aguas en medio de pinceladas de verde boscoso. El mejor, el último. Una vez llegues a Macarelleta -al final encontrarás una larga escalera- podrás descansar un rato y aprovechar su chiringuito para tomar un refresco o comer algo. Date un baño, relájate y disfruta del maravilloso paisaje.

Después, retoma la ruta para visitar su cala hermana, la Macarella. Más pequeña, pero más paradisiaca que la anterior. Tendrás que atravesar un caminito un poco dificultoso a través de la pequeña montaña,  pero con unas vistas impresionantes a cada paso. ¡Merece la pena pararse a hace mil y una fotos!

que ver en dos dias en menorca Clickviaja Cala Macarella

Si no quieres llevar el coche y dejarlo en Galdana, otra opción es coger el autobús en Ciutadella para llegar al aparcamiento de Macarell (Santa Anna). Desde ahí podrás ir caminando a ambas.

Tras pasar la mañana en dos de las calas más bonitas de Menorca, vuelve al parking y aprovecha para comprar algo de queso y embutido. Con esto y bebida fría, prepárate para continuar el recorrido hacia Cala en Turqueta.

Respira hondo y tómate un rato para contemplar una de las playas vírgenes más famosas de la costa sur de la isla.  Si te gusta el snorkel, zambúllete y descubre la diversidad de la fauna marina de este entorno. Tras disfrutar de una tarde playera, vuelve al hotel, date una ducha e inicia el camino hacia uno de los atardeceres más bellos del mundo. ¿Dónde? En el Bar Sa Posta da Sol, cerca de Santandria. Puedes reservar una mesa en este bar chill out o simplemente sentarte en las rocas que lo rodean (casi mejor llevar una toallita para estar más cómodo).

¡Recuerda! Si no tienes ganas de coche, opta por la línea 64 del bus dirección Ciutadella-Caleta-Cala Blanca-Santandria.

Vuelve a Ciutadella y cena en alguno de los restaurantes del puerto o toma un cóctel en Moriarty, un bar de copas y pinchos situado en la entrada de un precioso palacio del centro histórico. ¡Tiene patio interior perfecto en noches de calor!

Segundo día en Menorca

El tiempo vuela, así que tendrás que aprovechar esta jornada para moverte con ritmo por Menorca. Madruga y conduce hasta Cala en Porter. Aunque está urbanizada, es preciosa y muy cómoda. Nada en sus aguas turquesas, descansa en su arena blanca y desconecta.

Más tarde dirígete hacia Mahón, la capital de Menorca, para dar un paseo por su amplio puerto y conocer los detalles de la arquitectura inglesa que distingue a esta ciudad de la Ciutadella. A tan solo 20 minutos y, antes de dar un salto al norte de la isla, haz parada en Es Mercadal. Es un pueblo muy pequeño pero con unas calles encantadoras llenas de barecillos y terrazas para tomar una granizada de pomada o un trozo de ensaimada con o sin crema.

Tras este aperitivo ya puedes conducir hasta el norte del archipiélago e iniciar la ruta de sol y mar en Pregonda, la cala roja de Menorca. Desde el parking Binimel·l, el recorrido por el famoso Camí de Cavalls es impresionante, aunque dura al menos 25 minutos y ¡atención!: No hay sombra en ningún rincón de la ruta.

Cuando aterrizas en Pregonda, todo mejora. Imagínate pisando una arena que conjuga el dorado, el rosa y el rojo en pequeñas dunas; aguas cristalinas perfectas para bucear y formaciones de rocas y arcilla que te invitan a cientos de selfies.

Muy cerquita, a unos 25 minutos en coche, está Faro de Cavalleria, el lugar perfecto para ver cómo el sol se sumerge en el mar en un atardecer de película. Esta imagen lo dice todo.

faro de cavalleria menorca que ver en dos dias en menorca Clickviaja

Antes de volver al punto de partida, Ciutadella, puedes pasar por Fornells y darte un buen homenaje de mejillones o langosta. Se trata de un pueblo blanco pesquero con un puerto pequeño, pero precioso, y otros sitios interesantes que visitar; por ejemplo, la plaza de S´Algeret o los restos del Castillo de San Antonio.

¡Esta es sólo una pequeña muestra de lo que representa Menorca! Si quieres descubrir más de sus secretos, no dejes de repetir este viaje o quédate unos días más es esta tierra de ensueño.