japon-y-sus-festivales-clickviaja

Depende del mes en el que viajes, podrás disfrutar de una forma u otra de Japón y sus festivales más espectaculares

Japón es la flor del cerezo, las películas de Miyazaki, los templos, el Monte Fuji, el sashimi y la amabilidad en cantidades industriales. Sus más de 300.000 kilómetros cuadrados no abarcan todo lo que ofrece su cultura, su historia y su gente. Mucha de su esencia explota, en el sentido más positivo de la expresión, con la celebración de los festivales o matsuri más populares del país asiático.

El hanami o festividad del florecimiento de los cerezos

hamani-japon-y-sus-festivales-clickviaja

Un ejercicio de contemplación de la belleza a través de las flores. El hanami alcanza su momento álgido de floración a finales de marzo o principios de abril (depende de la ciudad a la que vayas). Suele durar dos semanas. Puedes disfrutar de ellos en los parques públicos o privados llenos de ciruelos y almendros.
¡Recomendación! Olvida el móvil en la mochila y aprovecha el hanami para pasear, hacer un picnic en las zonas habilitadas, tomar un tiempo para desconectar… Reunirse con los amigos para comer es una de las costumbres más arraigadas en esta festividad.

La Semana Dorada

Normalmente se celebra a finales de abril y principios de mayo y es una época en la que el alojamiento suele ser un poco más caro. La Semana Dorada es lo que se conoce como el ‘respiro o descanso laboral’ para los japoneses. Entre los festivos que incluye está el Día de los Niños. Es muy curioso ver las coloridas banderolas con forma de carpa en el exterior de las casas y que sirven para desear buena fortuna a los niños de presente y adultos del mañana.

El Obon o fiesta de los difuntos

En España el mes de agosto es el mes de las vacaciones por descontado. En Japón es el mes del Obon, la fiesta con la que honran a los fallecidos y dan la bienvenida a sus espíritus. ¡Ojo! Aunque lo parezca, esta festividad no tiene nada de melancólico. Es el momento de ponerse el kimono de verano y salir a bailar, comer y beber sake.

La decoración de las casas y las calles varía en función de cada región. Lo que sí es mundialmente conocido es la colocación de farolillos a modo de guía para los espíritus. El último día (el Obon dura unos tres días) se dejan flotando en el río o el mar mientras se contempla cómo se alejan. ¡Todo un espectáculo!

El Momiji o la llegada del otoño

Comienza en octubre, pero probablemente el mejor momento momiji-japon-y-sus-festivales-clickviajapara deleitarse con el enrojecimiento de las hojas otoñales de Japón sea el mes de noviembre. ¿En qué consiste exactamente el Momiji? Es cuando el tradicional arce japonés convierte sus hojas verdes en una cascada rojiza de tenues amarillos propios del otoño.

Para elegir la mejor localización es necesario estar atento a las previsiones de la Agencia Meteorológica de Japón. Se puede hacer casi un seguimiento en directo y elegir los puntos más hermosos como el monte Takao -situado en en la ciudad de Hachiōji, en Tokio- o Arashiyama, en las afueras de Kyoto. Una vez allí puedes conocer también su famoso bosque de bambú, aunque suele estar muy concurrido.

Por supuesto, estos no son los únicos matsuri que se celebran en Japón, pero sí algunos de los más representativos de la cultura del país. A lo largo del itinerario por Japón, puedes aprovechar para descubrir otros de los rincones maravillosos de la zona y tener en cuenta algunos consejos como estos:

El parque de Nara

nara-japon-y-sus-festivales
Es un parque público de la ciudad de Nara, al sur de Honshu. ¿Por qué es obligatorio visitarlo? Numerosos ciervos campan a sus anchas por la zona. Desde hace miles de años son considerados mensajeros de los dioses. Imagina lo increíble de poder tocarlos, darles galletitas y contemplarlos dándose arrumacos. Muy importante: mantener el civismo y el carácter protector de los japoneses hacia los animales.

Los Alpes japoneses
Lo forman las montañas Hida, las montañas Kiso y las montañas Akaishi. Se puede organizar un itinerario de varios días y visitar lugares cercanos como las aldeas de Shirakawa-Go y Gokayama, además de visitar el castillo de Matsumoto.

El santuario de Itsukushima en Miyajima
Seguro que has visto más de una foto de este santuario tan curioso. Está construido sobre el agua y, desde finales de los 90, es Patrimonio de la Humanidad. Es especialmente bonito verlo con la marea alta porque parece que los elementos y pasillos que forman el complejo flotan sobre el agua. Eso sí, si lo visitas con la marea baja, puedes andar por la arena y acercarte a la base del torii de Miyajima.

santuario-de-Itsukushima-en-Miyajima-japon-y-sus-festivales-clickviaja