casas-cuevas-andalucia-clickviaja

Si quieres desconectar de la rutina y conectar con la naturaleza, no hay modo mejor que este…

Cuando piensas en la posibilidad de dormir en una cueva, seguro que tu mente se traslada al Paleolítico y ya te ves cubriéndote con pieles y haciendo fuego. Lo cierto es que no hace falta viajar en el tiempo ni irse tan lejos para vivir una experiencia así. Pasar unos días de desconexión en un refugio de piedra es muy sencillo y si vives o quieres darte un paseo por Andalucía, aún más fácil.

Cuevas Aljatib en Granada

Muy cerquita de la Hoya de Baza, donde antes existían pequeños asentamientos, se encuentran estas cuevas donde el estrés brilla por su ausencia. Cinco alojamientos, tipo apartamentos, con equipamiento completo y piscina.

Dentro del mismo complejo de cuevas también hay hamman y un restaurante para que no tengas que apenas moverte. Esta zona es conocida por su tradición con los balnearios como lo demuestran los Baños de la Judería o los Baños Árabes de Marzuela. Además, puedes aprovechar la visita para conocer el museo que hay que en el pueblo de Orce con restos arqueológicos o el propio municipio de Baza. Recomendamos visitar la plaza Mayor y su conjunto monumental, el Museo Arqueológico Municipal y la zona del Parque de la Alameda.

Casa cueva en Setenil de las Bodegas (Cádiz)

Este pueblo de Cádiz es muy conocido por la peculiaridad de sus calles-cueva. Setenil de las Bodegas nació cuando los pobladores aprovecharon las formas del cañón creado por el río Guadalporcún y sus cuevas naturales y se refugiaron en ellas. Ahora ya son auténticos hogares. Y no es necesario vivir todo el año en Setenil para disfrutar de esta experiencia. Ya hay hoteles y apartamentos vacacionales disponibles. Las calles Cuevas del Sol y Cuevas de la Sombra son las más conocidas.

No sólo merece la pena aprovechar la frescura que ofrece la piedra en verano, también es casi obligatorio conocer a fondo uno de los pueblos blancos más bonitos de Andalucía. Empieza la ruta paseando a la vera del río y luego continúa el camino hasta las calles Jabonería y Cabrerizas. Seguimos hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, de estilo mudéjar y gótico, y luego llegamos a las famosas calles Cuevas de Sol y de la Sombra.

Casas cuevas en Cazorla (Jaén)

Este lugar es ideal para parejitas. Está en pleno Parque Natural de Cazorla, en el pueblo de Hinojares y son las únicas en la sierra. Son unas casas cuevas con decoración nazarí, jacuzzi y piscina de agua salada. Todas están tematizadas.

Si eres activo y no te apetece quedarte apalancado, puedes aprovechar lo que la naturaleza te ofrece y practicar barranquismo, senderismo, rutas en coche o a caballo…

Casa cueva en Tabernas (Almería)

Granada es, por excelencia, la provincia reina en casas cuevas, pero hay otros lugares donde también puedes pasar unos días en un sitio así de especial. Tabernas, localidad almeriense, es uno de ellos. Allí puedes encontrar casas cuevas como, por ejemplo, la casa cueva Calatrava. Y no sólo para vivir unos días de tranquilidad, sino para conocer espacios tan increíbles como el desierto de Tabernas. Este es el escenario natural de muchas películas del espagueti western. Los más de 200 kilómetros cuadrados del desierto se encuentran a tan sólo 30 km del norte de la ciudad de Almería y es ideal para visitarlo en primavera por sus buenas temperaturas.