portada brujas

Entre serpenteantes canales, puentes medievales, arcos de piedra y calles adoquinadas, emerge Brujas como una de las ciudades mas bellas de Europa

La “Venecia del Norte”, con el casco urbano medieval mejor conservado de cuantos hayas podido visitar, te permite retroceder en el tiempo y adentrarte en su belleza visitándola en barco, a través de sus canales o callejeando por sus calles; añade carruajes de caballos y cisnes sobre el agua y el resultado es casi mágico, pero Brujas no es sólo una, ya que cambia totalmente de día y de noche.. ah, no puedes olvidarte de probar su gastronomía, sus cervezas y chocolates..síguenos y descubre una de las ciudades más bellas del mundo:

¿Y si hacemos una ruta por Brujas de un par de días para no perdernos nada?

portada

Cómo llegar a Brujas

Brujas no tiene aeropuerto así que la mejor opción es llegar a Bruselas, desde allí coge el tren en cualquier estación de la ciudad; Salen cada 20 minutos, el trayecto es de una hora y el precio es alrededor de 15 euros.

Para viajar a Brujas desde Gante, debes ir a la estación de Sint-Pieters, desde allí coger el tren a Brujas. El trayecto no dura más de media hora, bájate en la estación Brugge; la más cercana al centro. Podéis encontrar los billetes de tren en la página de ferrocarriles belga pinchando aquí

brujas rosario

De ruta por Brujas: Imprescindibles

Grote Mark:

La Plaza principal y más importante de Brujas, y el inicio de nuestra ruta, es junto a Burg la plaza más fotografiada y pintoresca, con sus edificios neogóticos característicos de la arquitectura flamenca, sus frontones triangulares en casas coloreadas de fachadas medievales; llena de turistas y terrazas durante todo el año (y un mercadillo los miércoles), en Navidad, si te atreves, puedes patinar aquí mismo sobre hielo

1473871340_598963_1473871697_noticia_normal

Cuando acabes de hacer fotos a cada rincón, para a tomarte unas típicas patatas fritas en alguno de los puestos que las venden, las verás por todas partes

En el centro de la plaza, contempla la estatua en honor a los héroes locales Jan Breydel y Pieter Konick, pero, alza la vista…lo más impresionante de la plaza no se encuentra a ras de suelo…coronando la plaza sobresale la Torre Belfort, un impresionante campanario de 83 metro de alto (con un carrillón de 47 campanas) desde donde puedes observar unas vistas inmejorables de Brujas.. si, claro está, subes los 366 escalones (incluido en el Brugge City Card)

bego6

Burg:

A pocos pasos de Grote Mark, caminando por la Breidelstraat, encontramos la otra gran plaza de Brujas, Burg, para algunos la plaza más bella de la ciudad (y no les falta razón), gracias, sobre todo, a los edificios históricos que la rodean: el palacio de justicia (y su fachada con estatuas doradas), el Ayuntamiento o la Basílica de la Santa Sangre.

El ayuntamiento (Stadhuis ) del siglo XIV con una impresionante portada gótica es uno de los más antiguos de

plaza Burg ayuntamiento

Europa (abierto todos los días de 9h30 a 17h excepto sábados y domingos cerrado. Adultos 6 €) dentro, no podéis perderos la sala gótica, y sus pinturas murales, así como su sala histórica, pincha aquí para mas información

5.-Sala-gótica-Ayuntamiento-de-Brujas

La basílica de la sangre (Basiliek van het Heilig Bloed), del siglo XII, está compuesta por una iglesia románica en la parte inferior y una segunda neogótica en el piso superior, es en esta donde se guardan las reliquias de la sangre de Cristo (horario 09h30 – 12h30  / 14h00 – 17h30. Precio adultos 2,50 €). si quieres más información sobre la basílica y como puedes visitarla pincha aquí

iglesia santa sangre

¿Paramos a tomar una cerveza?.. Sabías que Brujas tiene más de 500 tipos diferentes de cerveza?, un paraíso para los amantes de la cebada, ¿qué tal si descubrimos el Duvelerium Grand Beer Café?, una cervecería localizada en la primera planta del Historium Museum (Grote Mark 1) con una carta de cervezas extensísima mientras disfrutas de unas vistas ideales de la plaza; Ah no olvides pasar por la terraza del museo y apreciar las perfectas vistas desde allí.

Tras reponer fuerzas, podemos seguir la calle Steenstraat (es una de las más importantes y parte de la misma plaza Markt), y en 10 minutos estarás en

Catedral San Salvador (Sint-Salvatorskathedraal):

La Catedral de San Salvador, construida entre los siglos XIII y XIV , con su imponente campanario, el edificio religioso más antiguo de Brujas, tan sobria por fuera como

san salvador

impresionante por dentro con ricos tapices flamencos y preciosas tumbas medievales en su interior, no te pierdas el coro y el organo (horario: 10h00 – 13h00 / 14h00 a 17h30, sábados hasta 15h30; domingos 11:30 – 12:00 h / 14:00 – 17:00 h. Gratis excepto museo catedralicio 2,50 eur)

san salavador

Muy cerca, a pie, siguiendo la Mariastraat verás otro de los monumentos más destacados de Brujas,

la Iglesia de Nuestra Señora (Onze-Lieve-Vrouwekerk):

un impresionante ejemplo del gótico con la tercera torre de ladrillo más alta del mundo (115 metros de altura).

nuestra señora
Sin embargo, la importancia de esta iglesia radica en su valioso patrimonio artístico; Ya que en su interior, entre otras, se encuentra una de las joyas de la Historia del Arte “Madonna con el niño”, obra de Miguel Ángel en 1504 y adquirida por un comerciante brujense que la donó a la Iglesia en 1506.

250px-Madonna_michelangelo1

El Acceso a la iglesia de Nuestra señora es gratuito a excepción del museo, que tiene un precio de 2,5€. Horario de 09h30 a 17h00 domingos 13h30 a 17h00,  Precio 2€ (gratis con Brugge city card).

Nos encontramos en una de las zonas más bulliciosas y dinámicas de Brujas (Mariastraat y la contigua Katelijnestraat) donde puedes aprovechar para hacer tus compras, quizás aprovechar para comer algo y reponer fuerzas para lo que queda aún..

Si sigues queriendo empaparte de belleza puedes cruzar el puente Bonifacio (que luego admiraremos con detalle) y entrar en el Museo Groeninge (DIjver, 12) para contemplar obras de piezas de Jan van Eyck, Hans Memling y otros. abierto de martes a domingo de 9h30 a 17h00. Precio 12 €

En cambio si prefieres reponer fuerza te proponemos, a pocos metros, la Brasserie De Halve Maan 

de have maan

Se trata de la única fábrica de Cerveza del centro de Brujas, en realidad es una Brasserie – museo – fábrica de cerveza y data de 1856; donde se elabora la cerveza local Brugse Zot (degustación gratuita con la visita a la fábrica), y podrás degustar platos locales, y entrar en la visita a la fábrica (la visita dura unos 45 min) Ojo: no es una visita apta para personas con movilidad por la cantidad de escaleras que hay q subir. Pincha aquí  para acceder a su web

Como dato curioso, bajo tus pies sale una tubería de cerveza que recorre los 3 km que hay entre la fábrica y la planta embotelladora (que se encuentra a las afueras).. el paraíso para los amantes de la cerveza

Ahora que empieza a atardecer hemos querido quedarnos en esta zona, como comentamos antes si Brujas impresiona de día, de noche aumenta esa belleza gracias a la cuidada iluminación del centro y sus monumentos importantes.. Un consejo: vuelve sobre tus pasos una vez caída la noche, empezando por ver atardecer en el Puente de San Bonifacio

Puente de San Bonifacio (Bonifaciusburg):

En el característico entorno del parque de Arentshof, se encuentra el apodado por algunos como el “Puente de los Enamorados”, se dice que es el lugar ideal para dar el primer beso a tu pareja, y quizás por eso se ha convertido en el lugar preferido de los habitantes de Brujas para pedir la mano a sus parejas, aunque al puente parezca medieval, es del siglo XX, pero no deja de ser una estampa bellísima y más al atardecer, empezar aquí nuestra ruta nocturna no es casualidad, cuando acabes de hacer cientos de fotos, busca en su fachada la ventana gótica más pequeña del mundo…

san bonofacio 2

Seguimos nuestra ruta por el parque Arentshof, entre los cascos de los coches de caballos y los canales y nos dirigimos a buscar el

Muelle del Rosario (Rozenhoedkaai):

Otro de los lugares icónicos y más emblemáticos de Brujas, utilizada ahora como muelle de embarcaciones de turistas, desde este lugar podéis captar una imagen perfecta del campanario Belfort desde el canal, aderezado además por un sauce que hace las veces de improvisado modelo, desde este lugar el protagonista es el romanticismo, otro de los puntos más fotografiados de Brujas .. la imagen del muelle con la cuidada iluminación nocturna de la ciudad te acabará de enamorar..pero no dejes de visitarlo también de día

muelle del rosario de noche muelle del rosario

Después de tanto andar podemos ir pensando en cenar y descansar, desembocando en el Markt podemos cenar en L´Estaminet (Park, 5  pincha aquí para acceder a la web) un bar habitual de los habitantes de Brujas, con una decoración muy singular, regado con cervezas de barril y platos varios, incluso puedes bailar allí si es de esas noches en las que retiran las mesas para poder hacer el fin de fiesta

Al día siguiente, una vez descansado y tomado un delicioso y típico gofre de desayuno (de cientos de sabores) podemos dirigirnos a otro de los lugares de imprescindible visita en Brujas

gofres-bruselas

Parque del lago del amor (Minnewaterpark):

Considerado por muchos como el rincón más romántico de Brujas (desde luego merece el calificativo) el parque, rodeado de cisnes y coches de caballos también está lleno de historias y leyendas, De la trágica historia de amor de Minna y su amante Stromberg resultó la leyenda popular según la cual si cruzas el puente con tu pareja conocerás el amor eterno (así que de vosotros depende cruzar el puente o no….)..sea como fuere, es un lugar ideal para disfrutar de un paseo por el parque, relajarse en el puente o en un banco a orillas del lago, quizás incluso hacer un picnic

The Minnewater (or Lake of Love), a fairytale scene in historic Bruges

Beaterio (Beguinhof):

Justo detrás de Minnewater se encuentra, entre un bosque de alamos, el Beaterio de Brujas, fundado en 1245, los beaterios de los Países Bajos (declarados patrimonio de la humanidad) eran casas construidas para que las viudas y huérfanas de los soldados caídos en las cruzadas, tuvieran un lugar de cobijo, paradójicamente, aunque fueran mujeres laicas, llevaban una vida pía y de celibato y se ganaban la vida con sus propio trabajo, hoy en día alberga a monjas benedictinas. No dudes en entrar a la delicada iglesia que acompaña a las casas y al museo, en él podrás trasladarte al pasado, ver una casa de la época y aprender de la forma de vida de las mujeres que vivían allí (El acceso al beaterio y a la iglesia es gratuito. El museo cuesta 2€. Las puertas se abren a las 06:30 y cierran a las 18:30, el museo abre de 10:00 a 17:00)

beaterio

Paseo por los canales de Brujas:

No podemos irnos de Brujas sin dar un paseo por los canales… no es conocida como la Venecia del Norte por casualidad, así que al salir del Beguinhof buscando el muelle del Dijver (tienes 5 muelles de embarque en el centro: Wollestraat, Nieuwstraat, Huidenvettersplein, Rozenhoedkaai y Katelijnestraat (horario de 10h a 18h).. El trayecto dura una media hora y el precio para un adulto es de 8 €.,  pasear por lo canales nos ofrece otro punto de vista de esta ciudad que contrasta con la piedra de sus edificios, el del agua, cruzando por debajo del puente de San Bonifacio o la plaza Jan Van Eyck

Si tienes apetito podemos hacer un Brunch en alguno de los restaurantes que sirven este “desayuno-almuerzo”, te proponemos el Book & Brunch (Garenmarkt, 30), cercano al Museo Groeninge, con una comida abundante basada en productos orgánicos y naturales, y mientras repones fuerzas puedes coger cualquier libro de sus estanterías

Después de comer podemos elegir entre ir a las afueras a ver los Molinos de Kruisvest (si, los molinos no son sólo cosa de Holanda) o pasar una tarde degustando Chocolate belga y Brujas es una ciudad ideal para degustarlo y llevarnos a casa una muestra de ellas;

Chocolaterías de Brujas:

Pocas cosas hay tan tradicionales en Bélgica como el chocolate, la pasión con la que viven y disfrutan el cacao es un placer para los sentidos, y hay restaurantes en las que su carta se basa sólo en este dulce, las chocolaterías son un museo en si mismas y como no la ciudad huele a chocolate

dumon

Algunas de las que podéis visitar son

  • The chocolate Line: (Simon Stevinplein 19)
  • Chocolatier Dumon: (Eiermarkt 6, Simon Stevinplein 11, Walstraat 6 )
  • Godiva (Grote Markt 10)
  • Pol Depla Chocolatier (Mariastraat 20)
  • The Old Chocolate house (Mariastraat, 1)

Brujas-chocolates